¿Tenés una rutina antidomingo? ¿No? Entonces esta es tu oportunidad. Porque para tener un estilo de vida más creativo no hace falta que nos convirtamos en escritores, expertos en manualidades o artistas plásticos.

¡No hay que cambiar de profesión!

Se trata de poner la creatividad al servicio de las cosas que hacemos todos los días para encontrar la manera de hacer lo cotidiano más interesante, más relajado o más divertido.

Me recuerdo con frecuencia esto: para encender la chispa creativa que vive en mí basta con hacer algo distinto. Y aplica para todos porque, en realidad, esa chispa vive en cada uno de nosotros.

Todos somos creativos por el simple hecho de estar vivos y podemos ponerlo en práctica de manera muy simple. Por ejemplo, eligiendo cada día un camino distinto para ir al trabajo. Después, la magia sucede.

¿Hay algo más cotidiano que la fama insufrible de los domingos? Entonces se me ocurrió compartir algunas ideas que pongo en marcha para no terminar la semana presa de los planes infumables ni de los compromisos familiares.

ANTIDOMINGO, ANTES DEL TRENDING TOPIC

Cuando mi hermano Pato me habló por primera vez del concepto “Antidomingo” me pareció espectacular. Y no fue hace un millón de años… recién empezaba este siglo.

Había un lugar en Saavedra que invitaba a combatir el bajón del último día de la semana con música, arte y gastronomía. Imposible no amar esa excusa perfecta para juntarte con amigos a disfrutar rica comida y bandas en vivo. De pronto había un plan infalible para olvidar la angustia de las noches pre-lunes.

El concepto pegó y, redes sociales mediante, se convirtió en trending topic. El hashtag #Antidomingo es furor en Twitter propone planes para todos los gustos junto antes de que empiecen a acechar las obligaciones de la semana por comenzar.

Por eso decidí hacer mi aporte para eludir el desasosiego dominguero, con un #Top5 para crear tu propia rutina antidomingo.

TOP 1: JUGÁ A SER MRS. DALLOWAY

“La señora Dalloway dijo que las flores las compraría ella”, nos cuenta Virginia Woolf en la primera oración de su famoso libro.

Nada mejor para combatir la pereza del domingo que… salir. No importa el clima ni la hora. Salir de casa con la excusa de comprar flores para regalarnos la alegría de comprarlas (o de cortarlas del jardín o los canteros de las veredas del barrio, vale también).

Este simple acto implica una serie de sutiles decisiones que nos van poniendo en acción. ¿Desayuno en casa o afuera? ¿Ducha antes de salir? ¿Qué ropa me pongo? ¿Y si voy a comprar en bicicleta y, de paso, improviso un picnic en el camino?

Un montón de preguntas que exigen respuestas. #TIP: recordá que basta hacer algo distinto para activar la creatividad.

TOP 2: VIAJÁ CON LA MENTE

No importan las crisis ni las circunstancias, siempre podemos viajar (aunque sea con la mente).

La genia de @fernimorenobook, una colega que siempre me inspira y me saca una sonrisa, quien impuso entre otros éxitos la frase “mentalmente usted está aquí” casi como si se tratara de un estado de ánimo.

¿Algo mejor para levantar un domingo de su letargo que soñar despierta con nuestro destino de ensueño? En mi caso, pongo en práctica la idea con distintas variantes, a saber:

  • Recuerdo un detalle de algún viaje y vuelvo al lugar del hecho a través de la función street-view de Google Maps
  • Elijo uno de los destinos que me gustaría conocer y empiezo a conocer más detalles leyendo artículos o viendo videos de otros viajeros que estuvieron allí
  • Me dejo sorprender en Instagram por las cuentas de @oliviapalermo y @bat_gio (¡esas chicas sí que se la pasan viajando… y first class only!)

Algunas ventajas de estas investigaciones domingueras: algún dato curioso o detalle queda resonando en mí y detonará impensadas conversaciones con amigos o colegas.

TOP 3: SÉ EL PLAN INESPERADO

¿Un domingo típico incluye soledad y aburrimiento? ¡Ya no más! Podés cambiar esa aburrida postal por otra mucho más entretenida convirtiéndote en la invitación de una comida improvisada en tu casa.

Solo tenemos que poner en pausa las excusas de siempre (que la casa es chica, que está desordenada, que no hay nada en la heladera; y la lista sigue). Y enviar una breve y contundente propuesta por WhatsApp: “Noche de pizzas hoy a las 8. Traigan una bebida y el ingrediente para hacer la especialidad que más les guste. Ya armé la playlist. Los espero”.

No es tan complicado. A veces estamos esperando el plan divertido llave en mano en lugar de crear nuestra propia diversión. Tal como dicen los que saben: “Si querés alegría en tu vida, sé la alegría”.

TOP 4: APRENDÉ ALGO NUEVO

Gracias a la magia de Internet, probar algo nuevo nuevo es más simple que nunca. Y lo mejor: cualquier tópico está bien para sacudir la pereza dominguera.

¿Cómo hago para reciclar las pilas o para crear un petitorio en Change.org? ¿Qué tan difícil es aprender a hablar en japonés? La web te regalará un video para ayudarte a resolver el misterio.

Y si te desafiás lo suficiente, vas a descubrir un montón de cosas sorprendentes: los usos más insólitos de la Coca-Cola, los 10 insectos más peligrosos del mundo, cómo empezar bajar el consumo de harinas o el primer papel de Julia Roberts en el cine.

Cambiá por un rato el scroll infinito en las redes. O hacé un break en tu nueva maratón en Netflix y aprendé algo impensado, tonto, inútil, gracioso… y dejate guiar por la curiosidad.

TOP 5: CONECTATE CON VOS

¿Y si optamos por ver las cosas desde otro punto de vista? Tal vez, la soledad del domingo es una oportunidad a nuestro favor. Una invitación a conectar de manera más consciente con nosotros mismos.

Hace un tiempo decidí usar mis domingos para mí. Creé mi propio plan: me dediqué a crear un rato tranquilo por las mañanas (haciendo fiaca en la cama o sentada a mi escritorio con un rico desayuno) para escribir un diario personal. Para escribirme. Para escucharme de otra manera y entender mejor qué quería de la vida.

De alguna forma, mis palabras se convirtieron en mi brújula. Y de esa búsqueda surgió el Taller online Querido Diario (si querés saber de qué se trata podés leer más acá para arrancar en marzo o abril).

MI RUTINA ANTIDOMINGO HOY

En este momento y a poco de lanzarme de lleno a la vida emprendedora (si no leíste los poderosos mensajes de aliento que le dieron otra dimensión a la frase “saltá que hay red” no dejes de hacer click acá) estoy destinando un rato de los domingos a planificar la semana por venir.

Creo en las rutinas. En mi caso, las rutinas son vitales para garantizar el funcionamiento de mi cabeza, mi hogar y mi familia. Pero para eso es importante no olvidar que las rutinas DEBEN SER FLEXIBLES. A veces, tienen que ir ajustándose a mis necesidades del momento y otras, cambian drásticamente porque sencillamente tengo ganas de hacer otra cosa.

Ahora que soy una emprendedora (lo escribo y siento emoción) , decidí adaptar mi rutina antidomingo a las circunstancias. A partir de ahora, incluye:

  • Ordenar mi escritorio de trabajo para empezar el lunes motivada
  • Anotar todas las tareas y reuniones de la semana
  • Preparar un par de outfits para los días en que no hago home-office
  • Llenar mi tanque de energía: disfrutar de las cosas que son importantes para mí (mi familia, mis amigos, mi casa)

Espero que puedan crear una rutina antidomingo a la medida de sus deseos. Y que, como todo acto creativo, las ayude a encender su imaginación, a cambiar su estado de ánimo, a poner en pausa el estrés y alejarse de la pereza y el aburrimiento.

Si tienen más ideas, no dejen de compartirlas en los comentarios o en las redes con el hashtag #ladocreativo y etiquetando a @ladocreativo.club así nadie se pierde la diversión.

 

 

 

5 PASOS PARA DESARROLLAR EL HÁBITO CREATIVO

En esta guía gratuita te ayudo a dar los primeros pasos para explorar tu potencial creativo. Son simples y se adaptan a todas las agendas.

¡Salí de tu zona de confort, que es donde las cosas buenas pasan!

¡Gracias! Accede al material haciendo click aquí.
Descargar