¿Objetivos y creatividad? ¿Planificación creativa de metas? ¿Poner en acción tu lado lúdico? ¿Dejarte guiar por la intuición para manifestar lo que realmente deseás? ¿Qué es un Vision Board? ¿Para qué sirve?

Estas son algunas de las muchas preguntas que respondo en el workshop Metas Superpoderosas (podés leer más en este link) y en el taller express Cómo usar tu creatividad para visualizar tus objetivos 2020 que di la semana pasada en el after emprendedor organizado por Maru y Tami de @picnicemprendedor.

La energía de diciembre y enero es ideal para terminar un ciclo y empezar otro con mayor ímpetu e intención. Es un momento del año que huele a “reset”, que invita a repensar los últimos meses (saber con claridad qué logramos, qué funcionó y qué no, qué aprendimos y qué deseamos) para delinear lo que viene.

Es una búsqueda que comenzó hace más de 5 años, aburrida de la forma tradicional de establecer metas: empecé a explorar herramientas creativas para que la planificación fuera mucho más que una simple lista de cosas para hacer.

¿Por qué? Porque eso no motiva a nadie. Además, usar la creatividad para visualizar mis objetivos puso en acción mi lado lúdico y mi intuición.

 

LA CREATIVIDAD AL SERVICIO DE SUEÑOS Y OBJETIVOS

Una de las herramientas que uso para encender mi #ladocreativo es armar un vision board. ¿De qué se trata? Un tablero de visión sirve para manifestar de manera visual objetivos, sueños y deseos.

Podemos hacer un vision board general que exprese todo lo que es importante en la vida ahora y que también lo será cuando tengamos 80 años: una síntesis gráfica de valores, actitudes, dones y deseos que se convertirán en nuestro legado y serán, de alguna manera, la medida de nuestro éxito personal.

Y también podemos hacer un vision board del año para visualizar qué nos gustaría lograr en los próximos meses con la intención de ordenar prioridades, simplificar metas y mantener el foco a la hora de decidir cómo gastar nuestro tiempo, dinero y esfuerzo.

 

¿CUÁNDO ES EL MEJOR MOMENTO DE HACER UN VISION BOARD?

¡En cualquier momento! Tomarnos el tiempo para reflexionar sobre qué es importante es bienvenido cuando sea. No hay nada mágico en el 1ro de enero. Podés empezar ahora, justo donde estás y con lo que tenés a mano.

El primer paso del plan de acción es ESCRIBIR. Una vez que frenás, hay que volcar por escrito las reflexiones, el agradecimiento y los deseos para luego usar los recursos creativos para visualizar y dejar que aflore la intuición de manera fresca y divertida.

Lo mejor: podés hacer este ejericio en cualquier momento, cada vez que sientas la necesidad de cerrar una etapa para comenzar otra con mayor claridad y propósito.

 

¿PARA QUÉ SIRVE USAR HERRAMIENTAS CREATIVAS PARA TUS METAS?

Por mi experiencia, diría que los principales beneficios de este proceso de escribir y visualizar a través de recursos que encienden mi creatividad y mi lado lúdico son:

  • CLARIDAD: nos ayuda a visualizar lo que queremos sin ambigüedades
  • MOTIVACIÓN: mirarlo con frecuencia nos familiariza con las elecciones que hicimos y va alineando nuestras acciones de manera inconsciente construyendo armonía interior
  • SIMPLICIDAD: nos recuerda a simple vista cuáles son las prioridades
  • FOCO: refleja tus deseos y te conecta con tus emociones, lo que facilita la toma de decisiones intencionales porque te recuerda el efecto positivo de tomar acción en lo que te importa
  • FLUIDEZ: tu lado lúdico entra en acción y eso nos pone de buen humor, además de abrirle las puertas a tu intuición

 

PASO A PASO: CÓMO ARMAR UN VISION BOARD

PASO #1: ESCRIBIR

Pensá en lo que deseás visualizar. Hacete preguntas para ir descubriendo palabras que transmitan o invoquen lo que deseás: ¿Qué te inspira y te pone de buen humor? ¿Qué lugares te gustaría conocer? ¿Cómo te sentís hoy y cómo te gustaría sentirte? ¿Para qué te gustaría tener más tiempo? Hacé una lista de todo lo que se te venga a la cabeza.

TIP: Estas palabras serán tu guía para buscar cómo reflejarlas de modo gráfico y serán la inspiración para ponerle título a tu vision board (por ejemplo, para 2020, escribí: andar más en bici, crear experiencias, hogar y disciplina con mi bienestar físico”).

PASO #2: RECOPILAR IMÁGENES

¡Acá comienza la diversión! Tenés que recortar imágenes genéricas y también otras de detalles (objetos, texturas, colores, patrones, estampas) que manifiesten o reflejen tus deseos y objetivos del año. Esta recopilación es un momento mágico; no sólo es emocionante e inspirador sino también un liberador.

TIP: También podés sumar alguna foto tuya que te acerque a la situación que imaginaste o algún objeto o amuleto que agregue un toque personal al tablero.

PASO #3: ELEGIR SOPORTE Y LAYOUT

Si podés, armá el board en formato físico haciendo un collage que resuma este momento de introspección personal. Acá, las opciones no se limitan a una hoja o cartulina: podés elegir como soporte otras superficies como un corcho, una tela, una hilera de sogas con broches y hacer hasta una pegatina directamente sobre la pared con washi tapes.

TIP: Una vez que tenés todas las piezas, desplegalas sobre una mesa para comenzar jugar con los elementos seleccionados y probar distintas formas de distribuirlos (alineados, en formas geométricas, superpuestos, con espacios).

PASO #4: FILTRO Y SELECCIÓN

Una vez que tenés la disposición que te gusta, hacé una pausa. Dejá reposar tu selección. Tomate el tiempo para volver a verla unos días después y fíjate si querés hacer algún cambio o ajuste. Analizá cómo cada pieza ayuda (o no) a transmitir la esencia de tu visión para el nuevo año o período.

TIP: Al mirar tu vision board deberías sentir ganas de decir un “ahhhhh”. La idea es que sea una auténtica fuente de inspiración.

PASO #5: VERSIÓN FINAL

Cuando hayas terminado tu tablero… ¡exhibilo! Elegí un lugar especial para mostrártelo y recordarte a diario cuáles son las cosas importantes en las que deseás invertir tus ganas en este momento de tu vida. Si tenés a mano tu visión inspiradora vas a poder recurrir a ella cada vez que te sientas cansada, frustrada o necesites una inyección de motivación.

TIP: Sacale una foto con el celular a tu tablero y usá tu vision board como fondo de pantalla.

PASO EXTRA: ¡DIVERTITE!

El objetivo más importante de crear tu propio tablero de visión es que pongas tus ideas en acción. Y lo hagas sin pensar demasiado, dejando que te guíe la intuición y te puedas conectar con tus emociones de modo distendido. En resumen: ideá, recolectá, jugá, ponele color, dejá reposar y filtrá. Este proceso desaliñado y lleno de sorpresas es súper divertido e inspirador. Recordá siempre que CREAR TE LIBERA.

 

BONUS: ELEGIR UNA PALABRA CLAVE PARA EL AÑO

Creo en el poder de las palabras. Y para mí es fundamental elegir una palabra para integrar al vision board de cada año. En este otro post del blog te cuento mi forma de encontrar mi palabra del año.

La clave para definir la palabra clave del año es escucharnos honesta y amorosamente, con el corazón y la mente abiertas. Y como eso sucede justamente cuando armo mi vision board siento que van de la mano.

¿Para qué me sirve tener una palabra-guía? Digamos que resume a modo de nota mental qué quiero y me ayuda a saber rápidamente qué soltar, qué poner en pausa o postergar en lugar de volverme loca.

**

Me encantaría saber qué método o recursos creativos usás para llevar tus ideas a la acción. Hacé tu aporte en los comentarios porque nunca sabés a quién pueden motivar tus palabras. Y si lo hacés en las redes, podés usar el hashtag  #ladocreativo  y  etiquetar a @ladocreativo.club porque #CompartirEsInspirar

 

CÓMO TENER UNA AGENDA POWER & CREATIVA

Esta guía práctica te va a ayudar a organizar tu agenda y a usarla como aliada para desarrollar el hábito creativo. ¡No te pierdas los tips que @ladocreativo.club y @op.estudio preparamos para vos! 

¡Gracias! Accede al material haciendo click aquí.
Descargar